Cochecitos para bebé

Ver:
Ordenar Por:

Trío Muum Fórmula Koos – Micro Brown de Jané

Estupendo trío modelo Muum Fórmula Koos – Micro Brown s52, un cochecito de bebé moderno y elegante,..

685.00€ 485.00€

Coche paseo trio Cocoon negro Dress Rosso

El trío Cocoon Rosso, está caracterizado por un intenso y vibrante color rojo que, combinado con ton..

605.00€
Cochecitos para bebé

Carritos de Bebé


Los cochecitos de bebé son mucho más que un objeto para transportar o pasear a tu pequeño, son una herramienta que facilitará o complicará, (depende qué tan bien lo escojas) la forma en cómo te mueves en tu espacio. Desde esa perspectiva un cochecito es una forma de garantizar libertad de movimiento para los padres durante los primeros meses del niño.


Precisamente por esta razón los cochecitos son tan importantes y cada vez se crean más modelos de carritos para bebés. Esta gran variedad se ha convertido en un arma de doble filo, pues ha causado una profusión de modelos, marcas y diseños que pueden resultar abrumadora. Antes de que te decidas a comprar el primer cochecito impulsivamente es imprescindible que estudies los aspectos más importantes en esta inversión: tus necesidades y la seguridad de tu bebé.


Antes de comprar el cochecito


Escoger el mejor cochecito de bebé no es únicamente un asunto de precios o de las prestaciones que pueda tener, sino que debe responder directamente a tus necesidades. Desde esta perspectiva necesitas tener claramente qué clase de persona eres: ¿te gusta salir a pasear diariamente? ¿Usas el autobús? ¿Tienes coche? ¿Viajas con frecuencia? Además, debes tener en cuenta donde vives y qué lugares frecuentas. No es lo mismo comprar coches de bebés para una persona que vive en un piso pequeño en una segunda planta de un edificio sin ascensor que para alguien que vive en una casa más amplia.


Para prepararte para escoger entre la inmensa variedad de modelos y marcas de cochecitos, el primer paso es tomar una cinta métrica y tomar las medidas de los lugares donde pasará el carrito y que pueda ser problema, por ejemplo el ascensor, el baúl del auto, la puerta de la casa. De este modo conocerás las dimensiones que debe tener.


Luego debes considerar tus hábitos, el tipo de terrenos que transitas, la frecuencia de uso y si planeas tener otro bebé. Esto te dirá qué en qué tipo de coche debes invertir y qué tanto deberías invertir. Si no usarás mucho el carrito, entonces no vale la pena hacer una gran inversión. P


puedes conseguir modelos buenos y baratos que cubrirán tus expectativas, pero si quieres uno más fuerte y duradero, debes estar preparado para hacer una inversión un poco mayor.


Hay opciones sólidas y que se adaptarán bien a casi todas las necesidades. Los cochecitos compactos, con varios accesorios que le permitirán ir evolucionando a medida que crece el bebé, como este Jane Rider Strata, son una opción sólida para quienes quieran un cochecito duradero, pues ofrece un chasis resistente y accesorios intercambiables como capazo para los primeros meses de vida y la posibilidad de convertirla en una silla de paseo cuando el bebé crezca.  


Los mejores carritos de bebé


Los mejores carritos de bebé son los que responden a tus necesidades y las de tu familia, sin embargo, es importante que el cochecito cumpla con ciertos estándares mínimos que garanticen tu comodidad. Sin importar si te has decidido por uno de los más baratos del mercado o el modelo más moderno y costoso de 2018 los mejores carritos de bebé se caracterizan por tener:


  • Son ligeros. En algún momento vas a estar sola por la calle con el bebé, probablemente uno o varios bolsos repletos de sus cosas, por lo que agradecerás un coche ligero en escaleras y cuestas. Los modelos actuales no superan los 10 kilos, guíate por ese estándar. Por ejemplo, este Jané Muum pesa apenas 6 kilos.

  • Se pliegan con facilidad. Debes poder plegar el carrito rápidamente en caso de que tengas que estar sola con el bebé y necesites guardarlo en el coche, por ejemplo. Si puedes hacerlo con una sola mano, mejor.

  • Tienen accesorios. Podrás adaptarle accesorios que protegerán a tu bebé de las inclemencias del ambiente y harán más cómodo el paseo para ti. Un buen cochecito debería tener burbuja para la lluvia, una gran capota para protegerlo del sol y el viento, además de una cesta portaobjetos, que te servirá para poner cosas y hasta un bolso de maternidad, que se asegure al manillar.

  • Es seguro para tu bebé desde su primer día de vida. Los cochecitos de bebé deben poder adaptarse para acostar al niño en 180°, la única posición segura para recién nacidos. Esto se logra con respaldares abatibles o mediante la adaptación de accesorios como capazos y/o grupo 0. Recuerda que las sillas de paseo no son lo mismo que un cochecito y sólo son aptas para niños más grandes.

  • Tiene llantas grandes y anchas. Los coches con llantas hinchables, de goma, ofrecen mucha más estabilidad y agarre, ideales para calles adoquinadas y terrenos irregulares. Los carros con ruedas rígidas, que son mucho más baratos como este Nanuq XL, pueden ir perfecto para quienes sólo transiten por pavimentos y terrenos lisos.

  • El manillar es cómodo. Lo ideal es que tengan manillar corrido, pues esto te permitirá manipular el carrito con una sola mano. También debe ser del alto adecuado (debe llegar a tu cintura) para que puedas maniobrarlo con comodidad. Si eres muy alto, prefiere uno con altura regulable.