Guía cómo limpiar la vajilla del bebé

Escrito por patricia2018 06/03/2015 0 Comentarios

 

Menaje infantil, todo un mundo por descubrir
 

Si queremos alegrar nuestra mesa, si la hora de la comida se convierte en una auténtica batalla o si simplemente queremos que nuestros niños tengan su propia vajilla, especialmente diseñada para ellos, el menaje infantil que podemos encontrar hoy en día en el mercado nos brinda múltiples posibilidades.
 

Según especialistas, el hecho de que el niño tenga su propia vajilla hace que se sienta mayor y se sienta más predispuesto a acabarse lo que hay en el plato.
 

Las vajillas se componen en su mayoría por un juego de platos, vaso de aprendizaje y cubiertos. (Algunas también pueden incluir baberos y mantel a juego)
 

Es un menaje especialmente diseñado para los bebés y niños, por lo que sus medidas y formas ergonómicas lo convierten en un accesorio ideal para que aprendan a comer y beber por sí solos.
 

Hay que tener en cuenta el material en el que está fabricada la vajilla que vamos a utilizar para nuestro niño para poder hacer un uso correcto y un buen mantenimiento de la misma.
 

Hoy en día los materiales más extendidos son la porcelana clásica o la melamina.

 

Melamina
 

La mayoría de las vajillas infantiles están fabricadas con un material plástico llamado melamina.
 

Es un material no tóxico, que por su alta resistencia y su fácil limpieza hace que sea ideal para las vajillas para bebés y niños, porque aguantan fácilmente el trote que les pueden dar los niños en su uso diario.
 

Uso en microondas y lavavajillas

 

Siempre que vayamos a adquirir una vajilla, debemos fijarnos en el mantenimiento, cuidado y limpieza que haya que seguir con ella.
 

El fabricante nos indicará en el envase o bien en la parte trasera de la vajilla si ésta es apta para ser lavada en el lavavajillas, por ejemplo.
 

Lo mismo ocurre con el uso en microondas. Debemos consultar si se pueden calentar los alimentos en el microondas con nuestra vajilla o no.
 

La mayoría de vajillas fabricadas con melamina no se pueden usar en el microondas, sin embargo, actualmente se están fabricando muchas vajillas infantiles fabricadas con material plástico atóxico que sí que se pueden introducir en el microondas.
 

Como siempre, os aconsejamos que sigáis siempre las indicaciones del fabricante para evitar un mal uso y conservar las vajillas de nuestros niños como el primer día.
 

 

Limpieza habitual de la vajilla infantil
 

 

Es importante limpiar la vajilla del bebé, para asegurarte de que tu bebé no está expuesto a las bacterias dañinas. Tomando las medidas adecuadas para limpiar la vajilla es simple, una vez que eres consciente del proceso.
 

 

La limpieza de la vajilla del bebé puede parecer una tarea sencilla, pero no todos los padres saben cómo hacerlo. Las vajillas utilizadas para alimentar a tu bebé no pueden limpiarse de la manera como limpias tus platos porque tu bebé no tiene un sistema inmune completamente desarrollado. Los bebés son más susceptibles a las bacterias que los adultos, entonces tienes que aprender a limpiar sus vajillas para que estas no se expongan a las bacterias que pueden enfermarlo.
 

 

 

Cómo limpiar las vajillas del bebé

 

 

La Asociación Americana de Pediatría recomienda lavar las vajillas con agua jabonosa caliente después de cada alimentación y asegúrate de que estén completamente secos antes de volver a utilizar. Esto ayuda a eliminar la botella de las bacterias que podrían tener los restos de la comida servida. Aquí está cómo hacerlo.

 

1. Hacer los preparativos

 

No se debe de lavar las vajillas del bebé con agua que contienen cloro, debes asegurarte de que no haya bacterias dejadas ni contaminantes. Siempre usa un cepillo para lavar las botellas a mano en agua clorada con plato líquido especial que pueda utilizarse para bebés o jabones que están diseñados para no dejar residuos.

 

2. Lavado después de cada alimentación

 

Necesitarás limpiar cuidadosamente el biberón; También tienes que lavarlo después de cada uso para evitar que la leche o que la suciedad se acumule en la botella. Lava la botella con agua caliente para el efecto máximo.

 

3. Lleva las vajillas aparte

Cada marca tendrá su propio diseño y se compone de diferentes partes. Desmontarlas todas, así que puedes lavarlas por separado cada una de ellas.

 

4. Sumerja en agua tibia jabonosa

 

Las vajillas y todo lo que el bebé usa para alimentarse debe remojarse en un fregadero lleno de agua caliente y unas gotas de detergente antes de comenzar la salud para limpiarlos cuidadosamente

 

5. Usa un cepillo para biberón

 

El cepillo de botella va a dejar que el biberón no le queden residuos, así puedes limpiarlo bien. El cepillo no debe utilizarse para limpiar cualquier otra cosa que no sea solo el biberón.

 

6. Lave y seca

 

Lave todos los utensilios después del lavado para eliminar el residuo de jabón. Poner todas las vajillas en un área donde pueda tener mucho aire seco para reducir el riesgo de moho u hongo que crece. Coloca las vajillas y sus accesorios en un estante para platos con pinzas limpiar y lavan las manos durante 20 segundos con agua tibia y jabón antes de tocar las botellas o alimentar a tu bebé.