Consejos para viajar con niños en coche

Escrito por patricia2018 06/03/2015 0 Comentarios

 

Para mucha gente el hecho de tener niños pequeños, especialmente bebés, puede ser una razón para pensar largo y tendido antes de planear viajar, especialmente largos viajes.  No hay ninguna duda de que los viajes con bebés son de lo más complicado porque hace falta muchos preparativos, una silla de coche cómoda y una enorme lista de qué llevar, todo esto para garantizar la comodidad y el bienestar del bebé. Pero todo esto se puede solucionar con una buena planificación para que ningún tema sea olvidado, así evitar cualquier inconveniente durante el viaje. Lo importante, además de contar con una lista de qué llevar, es comenzar unos días antes del embalaje y llevar todo lo que tu hijo necesita durante el viaje. De esta manera ganas tiempo y siempre recuerdas llevar algún elemento adicional.

 

Basado en la experiencia de muchos padres que viajan con sus bebés, hemos decidido crear este artículo con consejos sobre el tema. Será abordado algunos factores importantes, tales como alimentación, salud, higiene, etc.

 

La alimentación del bebé durante un viaje en coche

 

 

La alimentación de los bebés durante los viajes largos puede ser uno de los puntos más críticos de la planificación, especialmente cuando los padres intentan ofrecer comidas apropiadas y saludables para sus hijos. En el caso de un bebé de 6 meses, ya con la introducción de alimentos sólidos en su dieta. Debido a esto es más complicado, porque no siempre es posible ofrecer los alimentos necesarios.

 

Las situaciones pueden variar según el grupo de edad de los niños. A continuación describimos un poco sobre la alimentación en cada grupo de edad.

 

-Los bebés menores de 6 meses

 

En este grupo de edad se recomienda que los bebés sean amamantados solamente en el pecho. De esta manera, al menos en este sentido, sería el mejor momento para viajar. En este caso la fuente de alimentación no sería un motivo de preocupación porque la comida del bebé está siempre lista y a la temperatura ideal en cualquier momento que lo necesite.

 

Para los bebés de esta edad que hacen uso de leche industrializada, la atención primaria está en el mantenimiento de la higiene en la preparación de las botellas y, siempre que sea posible, preparar la leche en ese momento para que no haga daño al niño. Si esto no es posible, tratar de mantener en una hielera o refrigerador en el coche, evitando que la leche se estropee. Si la temperatura ambiente no es demasiado alta, es también el acondicionamiento térmico de las botellas o bolsas térmicas, que pueden mantener la temperatura por un corto tiempo.

 

Hidratación: los bebés deben recibir agua regularmente durante el día, especialmente si hace calor, porque pierden mucho líquido a través del sudor. No te olvides que el agua mineral para prevenir la contaminación por microorganismos que pueden causar problemas gastrointestinales como vómitos y diarrea. Evitar ofrecer agua mineral de los garrafones azules, porque si los canales no son desinfectados adecuadamente puede ofrecer agua contaminada a tu hijo.

 

-Los bebés mayores de 6 meses:

 

Los bebés de 6 meses, además de la lactancia materna (o artificial), ya han comenzado con la introducción de alimentos sólidos. Dependiendo de donde estés viajando, puede ser bastante difícil llegar al bebé para hacer de cada comida más saludable para él. Hay muchos factores que impiden que los bebés sean alimentados adecuadamente. Es difícil encontrar un restaurante que sirva comidas que el bebé puede consumir y que éstos forman parte de su alimento rutinario.

 

Otro problema es en relación con la seguridad de los alimentos que se sirven. Nosotros debemos ser cuidadosos en observar los utensilios de higiene y medio ambiente, tratando así de asegurar que la comida fue preparada siguiendo los criterios de higiene. De esta manera es posible evaluar las posibilidades de comida contaminada con microorganismos que pueden causar daño al bebé. Siempre estar alerta y si sospecha que hay algo mal, no te arriesgue.

 

Para las comidas principales, es posible que algunas veces sea algo que el bebé pueda consumir en restaurantes. Es mejor cuando los restaurantes tienen un buffet, porque de esta manera puede verse la comida, siendo posible realizar una buena elección para los más pequeños. Dependiendo del país que viajas es más difícil encontrar buffet de autoservicio disponible.

 

En ausencia de un buen restaurante, una opción es ofrecer papas industrializadas. Ciertamente no es la mejor alternativa, pero en algunas situaciones el viaje puede configurar una opción buena (o solamente). Los papas, bien cocinadas son un alimento muy seguro que se dará al bebé. Antes de oferta para el bebé afirman su calefacción en un restaurante o tiendas de conveniencia de estaciones de combustible. Recuerda que este tipo de alimentos es muy práctico y, para muchos padres, puede ser tentador alimentar al bebé sólo con papas industrializadas. Sin embargo, no son un alimento sano, así que trata de darlo al bebé sólo cuando es realmente necesario. Para viajes cortos o cuando el destino es hogar de familiares y amigos puede pensar en otras alternativas.

 

Entretenimiento y distracción

 

 

Cuando se viaja con bebés, especialmente en viajes largos, es necesario tener varias artimañas para mantenerlos entretenidos durante el tiempo que sea posible. De esta manera evitas el aburrimiento y, en el caso de los bebés y los niños más pequeños, a llorar.

 

Lo importante, además de las estrategias para dejar que el niño esté entretenido.

 

Si el viaje en coche con bebés es más largo y no quieres perder mucho tiempo, trata de hacer que coincida con otros ya planeados, como cargar combustible en el coche. Es importante que estas paradas se realicen por lo menos cada 2 horas.

 

Consejos sobre cómo entretener a los niños durante el viaje:

 

En viajes más largos es crucial que tengan varias formas de entretenimiento para los niños, porque obviamente permanecer mucho tiempo dentro del coche es aburrido. Esto puede ocurrir incluso en viajes más cortos, en el caso de los niños un poco más agitados o inquietos. A continuación te damos algunos consejos que pueden ayudar a distraer a los niños.

 

-Toma unos juguetes favoritos del niño. ¿Cómo están yendo a lugares donde todo será diferente de su rutina diaria, es importante que tengan objetos bien conocidos y que lo disfruten mucho?  No te excedas en la cantidad de juguetes, porque el equipaje ya es grande.

 

-Es interesante también tomar algunos objetos, no necesariamente los juguetes, que son desconocidos para el niño (especialmente para bebés). Así que cuando esté harto de los mismos juguetes, hay la posibilidad de ofrecer algo nuevo, que a menudo puede ocasionar distracción durante mucho tiempo. Ten cuidado de esos objetos que tienen piezas pequeñas que podrían soltarse y ser tragadas por los niños menores de 3 años.

 

-Lleva un CD de música infantil u otro tipo de música que le gusta al niño. Los bebés y los niños en general son muy aficionados a la música y son un buen entretenimiento, especialmente si tienes a alguien dispuesto a cantar y hacer gestos que acompañan el ritmo de las canciones. ¡Seguramente les gusta y estarán lo suficientemente distraídos!

 

-Un portable DVD player, tablet o portátil también son interesantes para que ellos pueden ver videos y pequeñas películas de su elección. Bebés y niños pequeños les encantan videos donde aparecen muchos colores. Haz una selección de videos caseros donde aparezca un bebé y que ciertamente sea lo suficientemente divertido.

 

Un accesorio práctico y útil es un soporte que sostiene la tableta en el respaldo del asiento delantero del coche, permitiendo que la unidad en frente de quien esté en el asiento trasero. Existen modelos en el mercado que se adaptan a los distintos modelos de tabletas.

 

Salud e higiene

 

 

Cuando viajamos todos deseamos llegar bien hasta el final, sin complicaciones, particularmente con temas relacionados a la salud de los niños. Antes de viajar es importante consultar con su pediatra y pedir orientación con respecto a los problemas de salud más comunes.

 

Debe hacer una breve lista de medicamentos que puedan requerirse. Artículos básicos como antipirético, antiséptico, gasa, algodón, micro poro, tiritas y termómetro son esenciales para tener en los viajes en coche con bebés. Los remedios para la náusea, el vómito y la diarrea son también importantes. Habla con el pediatra y mira cuáles son las mejores opciones para llevar durante el viaje.

 

Ten todas las vacunas al día y no olvides llevarte la vacunación. Compruebe la necesidad de la vacuna contra la fiebre amarilla y, si es necesario (niños mayores de 9 meses), vacunar al niño con al menos 10 días antes de la fecha prevista para el viaje. No te olvides de hacer la cartera de la vacunación para viajar por América del Sur.

 

Trata de minimizar la posibilidad de problemas de vómitos y diarrea, ofreciendo al niño alimentos seguros y agua mineral.

 

Para proteger a los niños del sol, llevar protector solar adecuado para su edad. Los bebés pueden utilizar filtros solares de seis meses. Cuando en caso de duda consulte con su pediatra.

 

Otro accesorio que termina siendo muy útil es un paraguas.

 

Lleva un repelente de insectos para su uso en lugares donde hay muchos mosquitos, que pueden surgir en paseos al aire libre o en hoteles.

 

En cuanto a higiene, trata de tener algo en tu bolso de bebé como alcohol y jabón gel líquido. Estos productos son con seguridad muy útiles durante todo el viaje.