Parque de juego

Ver:
Ordenar Por:
Parque de juego

Parques para bebés


Los niños aprenden a través de los juegos, moviéndose y explorando su entorno Sin embargo esto no significa que debamos dejarlo moverse y curiosear a su antojo, sin supervisión, esto sólo pondría en riesgo su seguridad. Para estos casos es posible ofrecerle la libertad controlada dentro de un parque de bebé.


Los parques de bebé siempre han sido la alternativa para comenzar a fomentar la independencia en el bebé. Si bien es cierto que puede hacer falta acostumbrar poco a poco al niño a jugar solo dentro de su propio espacio, una vez lo consigas ambos podrán disfrutar de un poco más de libertad y movilidad, teniendo la tranquilidad de que el niño se encontrará completamente seguro en un espacio cerrado pero sin coartar completamente su movimiento.


Los beneficios de los parques de bebé


El parque infantil, también conocido como corralito, es una forma de fomentar la independencia del niño, pues podrá jugar en un espacio contenido donde puede verte (lo que le ofrece seguridad) pero por su propia cuenta. Los parquecitos de bebé también le permitirán explorar su cuerpo, moverse, ponerse de pie ayudándose de los laterales, desplazarse y sujetarse de forma segura. Si su interior es acolchado, puede caer sin hacerse daño.


Por otra parte, las paredes de malla le permiten ver el mundo a su alrededor, mientras tú puedes verlo jugar y vigilarlo mientras cumples con tus tareas cotidianas. Se recomienda moverlo de sitio cada cierto tiempo, para que el niño pueda ver otros ambientes, sobre todo en interiores. Los parques de bebé son, sin lugar a dudas es el complemento perfecto para permitirle un poco de espacio mientras estás ocupada; pues podrás dejar al niño en él con algunos juguetes sin temor a que se haga daño.


Escoger el mejor parque de bebé


Existen cientos de modelos de corralitos, con distintos precios y características. De hecho, hay personas que adquieren algunos parques cunas viajeras, como este que pueden usarse para casa en la hora de la siesta, y plegarse para ir de viaje. Antes de que salgas a aprovechar las ofertas en parque de juegos, sería bueno que vigiles que cuenten con las siguientes condiciones:


  • Deben cumplir con las normativa europea de seguridad EN 12227:2010 sobre Parques para uso doméstico. Esto garantiza que sea un producto seguro para tu bebé, que no tendrá ningún accidente relacionado a su estructura o construcción.

  • Los parquecitos plegables deben tener un sistema antibloqueo, que evite que se cierre cuando se está usando.

  • La base debería ser acolchada, mullida, pero firme. Esto ofrecerá suficiente soporte para caminar y para jugar, pero será capaz de absorber el impacto en caso de caídas.

  • La estructura debe ser ligera pero firme, capaz de resistir el peso y los movimientos del niño.

  • La malla de las paredes debe tener agujeros muy pequeños, en los que no quepan los deditos del bebé, que pueden quedarse atascados.

  • El borde del parque debe estar protegido con un acolchado o similar, pues los bebés suelen morderlo y si es duro puede hacerse daño. Idealmente esto debería ser lavable o fácil de limpair,

  • Las paredes del parque infantil deberían tener una medida superior a los 60 cm, de esta manera el niño no podrá escalar y salirse o voltearlo durante juegos más bruscos.

  • El parquecito debe tener varios puntos de apoyo, que evite que se voltee aunque el niño salte y juegue dentro.

  • Si vas a llevarlo de viaje, prefiere un parque infantil ligero y plegable con paredes de malla, como este modelo; pero si estás en búsqueda de algo más permanente y duradero para casa, puedes decantarte por este parque de madera, que puede ser perfecto hasta para dos bebés.

  • Muchos parques de bebés son rectangulares, pero considera adquirir uno cuadrado si estás un poco limitada de espacio.

  • Todos los materiales utilizados en el corralito deberían ser no tóxicos y libres de productos químicos dañinos y alérgenos.

  • Prefiere aquellos con interior impermeable. Son más fáciles de limpiar.