Sillas de paseo

Ver:
Ordenar Por:

Silla de paseo ROMA Verde

  Estupenda silla de paseo súper ligera modelo Roma de Happy Day.Este modelo es de color verde..

49.00€
Sillas de paseo

Sillas de paseo para bebé

La elección de una silla de paseo es importante, no sólo porque representa una inversión que puede ser cuantiosa, sino porque tu bebé pasará una buena parte de su tiempo en ella, por lo que necesitas que sea cómoda y segura. Lo más importante es que sepas que la mejor silla para bebé es aquella que responda a tus necesidades particulares y a tu presupuesto. Si tienes claro qué es lo que deseas y necesitas, entonces te será más sencillo tomar una decisión, que te ofrezca la mejor relación entre calidad y precio.


Para acompañarte en este proceso hemos creado una lista de preguntas que atenderán aquellos aspectos que debes tomar en cuenta para escoger una silla de paseo ideal para tu bebé.


¿Cuanto usarás la silla de paseo?

Hay personas que casi no usan la silla de paseo, pues prefieren sillitas o foulards para cargarlos, pero hay quienes recorren el mundo con el bebé a bordo de ellas. Si no la usarás mucho, entonces no vale la pena invertir en una muy costosa. Podrías optar por un modelo sencillo, de calidad pero muy económico como la Silla de paseo Unix-Moon de Happy Way. Si eres de las que prefiere la comodidad de la sillita de paseo, podrías pensar en hacer una inversión un poco mayor, siempre teniendo en cuenta los demás aspectos.


¿Tienes varios niños o planeas tener otro?

Esto es algo que casi nadie considera, pero si tienes otro niño pequeño es muy probable que termines empujando la sillita de paseo y un patinete con otro niño, por lo que debes buscar una que tenga un chasis resistente. Si planeas tener otro niño seguido, entonces te conviene una silla de paseo que pueda resistir el paso del tiempo y que incluso pueda soportar el peso de un niño mayorcito (o dos pequeños). Una silla resistente con estas características puede ser la silla de paseo ligera Coupe plata.


No te dejes llevar sólo por la ligereza de la silla, piensa en factores como la maniobrabilidad, tamaño de las ruedas y facilidad de plegado. Desde esta perspectiva, las sillas con manubrio corrido son más fáciles de manipular y hay varias con sistemas de plegado simple que se puede hacer rápidamente con una sola mano. Una silla puede ser un poco más pesada o voluminosa, pero compensará si posee todos estos sistemas.


¿Cómo es el lugar donde vives y paseas?

No es lo mismo usar una silla de paseo en una ciudad completamente plana que en otra con muchas cuestas. Debes tener en cuenta si la calle por donde paseas tiene adoquines o es irregular y también si donde vives hay ascensor o debes usar las escaleras todo el tiempo. Estos aspectos son fundamentales porque el peso de la silla, así como la forma y tamaño de las ruedas dependerá de tus respuestas.


De este modo, si paseas por terrenos irregulares o calles adoquinadas, entonces deberías escoger un modelo con las cuatro ruedas fijas, pero si vas por la ciudad entonces te conviene tener una silla de paseo con ruedas fijas en la parte trasera y giratoria en la parte delantera. Un ejemplo magnífico es la Silla de paseo con paraguas Tuc-Tuc.


El peso es otro factor importante, pero no te dejes llevar sólo porque una silla de paseo es increíblemente ligera, pues esto puede jugar en tu contra si no está combinado con unas buenas ruedas. Hay sillas muy ligeras, pero con ruedas pequeñas que te obligan a hacer mucha fuerza para empujar, mientras que una silla un poco más pesada pero con unas ruedas grandes puede ser mucho más cómodo y fácil de mover. Revisa siempre el tamaño de las ruedas.


¿Dónde la usarás?

¿vas a viajar mucho con tu bebé? ¿irás en auto o en avión con frecuencia? ¿vas a la playa o a la montaña? Si sueles viajar mucho, entonces una silla de paseo pesada, como los cochecitos trío pueden ser demasiado voluminosos para llevar en el avión, por ejemplo. En estos casos vale la pena invertir en una silla de paseo extra,  plegable, muy ligera y sencilla que no tengas que registrar como equipaje y que puedas acomodar en la cabina cómodamente.


En efecto, aprovechar las ofertas y comprar dos sillas de paseo, una un poco más robusta y con accesorios como paraguas, capotas y burbujas, que protegen al bebé de las variaciones climáticas durante sus aventuras; y otra más sencilla que se utilice de forma esporádica en esas ocasiones extremas en las que se hace imprescindible ahorrar espacio. Un ejemplo de esta es la silla de paseo Roma, que es increíblemente barata y que puede servir de silla auxiliar para esos momentos de aeropuertos, viajes y maletas.


Consideraciones importantes sobre la seguridad


Recuerda que el punto primordial de una silla de paseo para bebé siempre ha de ser la seguridad. Prefiere sillas de paseo que ofrezcan anclajes de cinco puntos y que estén homologadas y cumplan con la normativa de seguridad europea UNE EN 1888: 2003. Esto no es negociable, sobre todo en las sillas de paseo que se usan con bastante frecuencia.


Por otra parte, si has comprado una silla de paseo grande, con la intención de que pueda usarla hasta los dos o tres años, es importante que la acompañes con un saco para sillas de paseo durante los primeros meses del bebé, pues este garantizará que esté se mantenga en una posición adecuada y segura.